Categoría: Patrimonio Inmaterial

EL ROSCO DE SAN MARCOS

Este tipo de hornazo se prepara y se come en Santisteban del Puerto para el día 25 de Abril, San Marcos, cuando todo el pueblo sale al campo para celebrarlo. Se acompaña con huevos cocidos pintados por los niños de la casa.

INGREDIENTES:

  • Harina
  • Leche
  • Huevos
  • Aceite
  • Ralladura de limón.
  • Toques personales de cada panadería.

AJUARINA

Foto: Juan José Armijo

Se trata de una receta básica de superviviencia a base de harina y agua.

INGREDIENTES:
  • Harina
  • Pimientos Rojos Secos
  • Ajo
  • Patata
ELABORACIÓN
Los pimientos secos y los ajos se tuestan un poco en la satén con aceite. Se retiran pronto y se frien la patatas cortadas en rodajas. Seguidamente se tuesta la harina. Con el harina cocinada se añade el agua y se le incorpora el majado de los pimientos con el ajo. se diluye tos y se deja cocer, hasta que se forma como una pasta espesa.
También se le puede incorporar a gusto: Bacalao, chorizo, panceta, cabetes de habas tiernas,…

AJOLAMANO

Foto: Juan José Armijo
INGREDIENTES:
  • Patatas
  • Pimientos secos rojos
  • Ajo
  • Aceite de oliva
ELABORACIÓN
Se cuecen las patatas sazonadas, junto con los pimientos secos. Una vez cocidas se escurre el agua y se machacan con el tenedor, también los pimientos. Se majan unos ajos con un poco de cominos, se le incorpora junto con un generoso chorreón de aceite de oliva, y se sirve.

ANAFRES

ANAFRE
Recipiente con ascuas para calentarse los pies. Muy usado sobre todo por los niños en la escuela.

Informante: Colegio BACHILLER PÉREZ DE MOYA. (Exposición)

ARTE

ARTE
Máquina para hacer embutidos.

Informante: Gertrudis GONZÁLEZ BERNAL

LOS GAÑANES DE TORREALVER

¡Gañanes de Torrealver!
¡Arriba, que ya es de día!
Por lo alto del castillo
empieza a rayar el día.
El cuquito en el peñón
y cantaba la golloría.
¡Arriba gañanes!
¡Que ya es de día!
Informante: Amparo LÓPEZ BLASCO
Fotografía: Francisco Miguel MERINO LAGUNA

MAESTRO DE CASTRAR – CAPAOR

CAPAOR – Maestro de castrar

Fue un oficio muy importante hasta los años 60, cuando el animal para el trabajo fue sustituido por la maquinaria; y cuando la economía de consumo vino a sustituir a la de subsistencia. El trabajo consistía en castrar animales domésticos destinados al consumo humano, que se mantenían en todas las casas; además de rebaños ganaderos ovinos, bovinos,…
El último heredero de este oficio fue Antonio Ángel González Soriano, quien recorría la comarca del Condado y gran parte de la provincia de Jaén ejerciendo sus habilidades aprendidas de su padre Pedro. Todos lo informantes coinciden en su virtuosidad para realizar la tarea, para la que se ayudaba únicamente de las herramientas que se ven en la imagen: una cuchilla bien afilada y una aguja curvada. Cerdos, pollos, gallos, burros, caballos,… incluso la dificuldad del castrado de hembras.
La ausencia de veterinarios en situaciones de urgencia, le hacía asumir responsabilidades de lo que se denominaba albeitar o sanador de animales.
Un trabajo delicado, difícil y con mucha responsabilidad. Consciente de este compromiso, Antonio Ángel supo ejercer, de manera impecable, esta profesión. Con su honradez y su buen hacer, se ganó la fama y el reconocimiento en toda la provincia de Jaén.
REFERENCIAS
MERCADO PÉREZ, Jacinto. Maestro de castrar. Oficios en la memoria. Rev. La Raiz. num 3. Jaén 2007

AJO DEL RÍO

AJO DEL RÍO

Esta comida se elaboraba con peces pescados en el cercano río Montizón, principalmente barbos. Se trata de un guiso de cucharada basado en un caldo con pescado y patata. Lamentablemente es un plato que se está perdiendo, y es una pena pues es válido con cualquier clase de pescado.

INGREDIENTES:

  • Cebolla
  • Tomate
  • Ajo
  • Pimienta negra
  • 1/2 kg de patatas
  • 2 l. de agua
  • Peces de río (Barbo)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Vinagre

ELABORACIÓN:

Se pone el agua a hervir en una sartén, preferiblemente en la lumbre. Se pican la cebolla, el tomate, el ajo y el peregil. El picado se le incorpora al agua, se añaden los granos de pimienta y se sazona todo con sal. Se pelan y trocean las patatas en rodajas gruesas, se echan al caldo y se tienen hirviendo una media hora. Despues se incorporan los peces limpios y troceados, dejándose hervir otros diez minutos. Cuando todo está guisado y antes de servir, se añaden dos cucharadas de aceite de oliva mas una de vinagre por cada comensal.
INFORMANTES:
Ramona López y Justo Sánchez
REFERENCIAS:
SÁNCHEZ LÓPEZ, Justo. La posá de La Cuca. Ajo del río. Revista La Raiz, num 1. Jaén 2003.

LOS PAPAJOTES

Fotografía: Juan José ARMIJO GUERRERO.

INGREDIENTES:

  • 200 gramos de harina.
  • 2 huevos.
  • 1/4 de litro de leche.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Azúcar.

ELABORACIÓN

Después de batir los huevos, se añade la leche y se sigue batiendo. Posteriormente, se echa la harina en forma de lluvia y se sigue montando el contenido hasta obtener una crema espesa.
Con una cuchara, se toman porciones de la crema y se van friendo en la sartén. Finalmente, se pasan los papajotes por azúcar y se sirven.

El Baile de Don Joaquín

Que baile Don Joaquín,
tararín, tararín.
Que baile Concepción
subida al poyetón.
Que baile Don Carmelo
con solo un pié en el suelo.
Que baile Carmelilla
subida en una silla.
Que baile Marcelino
y no bebas más vino.
Que baile Maria Luisa,
que a todos nos da risa.
Que baile Don Manuel
y deje ya el pastel.
Que baile Teresa
subida en una mesa.
Que baile Sebastián
subido en el defán.
Que baile Asunción
subida en el fogón.

Bailemos todos juntos, en grata compañía,
los bailes de esta tierra, que es Andalucía.
Y si dice algún mozo, que no quiere bailar,
que salga de esta rueda, y volvamos a empezar.

Informante: Antonio HUERTAS MANJÓN

LA MARIA JUANA

La María Juana, la que jilaba,
bebía vino, se emborrachaba.
Como era tuerta,
con el culo atrancaba la puerta.

Salga usted,
que la quiero ver
saltar y brincar, dar vueltas al aire.
Esas son jerigonzas del baile,
las jerigonzas.

Por lo bien que lo baila esa moza
déjala sola, solita y sola,
sola bailando.
Esa niña se va paseando
busque compaña
la de la caña.

Salga usted
que la quiero ver
saltar y brincar, dar vueltas al aire…

NOVIO ACEITUNERO

Mare yo tengo un novio aceitunero,
que tiene vareando mucho salero.
Cuendo me ve me dice: ¡Voy a morir por tí!
Mare yo tengo un novio aceitunero,
¡Aceitunero me gusta a mí!

Dale a la vara,
dale bien
que las verdes
son las caras
y las negras pa ti,
¡tiptí, tipití, tipití!
Mare yo tengo un novio aceitunero,
¡Aceitunero me gusta a mí!

¡Ay! Vareando la aceituna
¡Ay! no hay nadie como él,
por eso mare te contaré
lo feliz que soy con su querer.

Yendo por el camino, él me decía
con palabritas dulces, que me quería.
Se acabó la aceituna, y no lo he vuelto a ver,
a pesar de las veces que me decía
que se moría por mi querer.

Dale a la vara,
dale bien
que las verdes
son las caras
y las negras pa ti,
¡tiptí, tipití, tipití!
Mare yo tengo un novio aceitunero,
¡Aceitunero me gusta a mí!

¡Ay! Pena, penita, pena
¡Ay! no se vivir sin él,
por eso mare te contaré
las penas qe paso por su querer.

Informante: Antonio HUERTAS MANJÓN

SAN BARTOLOMÉ

San Bartolomé se levantaba,
pies y manos se lavaba,
y se puso en el umbral,
con Jesucristo quiso caminar.

Y Jesucristo le dijo:
-¿Donde vas Bartolomé?
-Señor, contigo me iré.
-Conmigo no te vendrás,
porque te doy un don,
que no se lo daré a varón,
y te daré una dulzura,
que no se la daré a criatura.

En la casa que tres veces seas nombrado,
no caerá centella ni rayo,
ni morirá mujer de parto,
ni niño fallecerá de espanto,
ni el demonio tendrá poder,
por los siglos de los siglos.

Amén

SAN CRISTOBALÓN

San Cristobalón está en la puerta
con la capichuela puesta,
esperando que le digan
la oración del peregrino;
cuando Jesucristo vino
y se puso en el altar,
con los pies llenos de sangre
y las manos azotás.

No te vayas Magdalena,
que me tienes que limpiar,
que estas son las cinco llagas
que me quedan que pasar.
Pasaré chicas y grandes
por toda la cristiandad.

El que esta oración dijese
todos los viernes del año,
sacará un alma de pena
y la suya de pecado.

Quien la sabe y no la dice,
Jesucristo lo maldice.
Quien la oye y no la aprende ,
llegará el día del juicio,
y verá lo que le conviene.