Unas fiestas para el recuerdo

por D. Diego

En Santisteban del Puerto, al quincuagésimo día de la resurrección de Nuestro Señor, celebramos fiestas por todo lo alto, celebramos pascuamayo o pentecostés. Estas fiestas que se hacen en el mundo cristiano para conmemorar la venida del Espíritu Santo, nosotros además hacemos una fiesta mariana centrada en la Virgen del Collado y aunque Pentecostés no es evidentemente una fiesta mariana es cierto que desde el día de la Ascensión, los apóstoles están en retiro, en el Cenáculo, a la espera del Espíritu Santo y María, estaba con ellos; pero como  pentecostés es  la tercera festividad religiosa más importante en el calendario cristiano y la devoción que sentimos por nuestra Virgen es de importancia superlativa, desde la noche de los tiempos,  los abuelos de los abuelos de los abuelos de nuestros tatarabuelos, quisieron honrar a la omnipresente en la vida santistebeña Virgen del Collado, con fiestas que cada año, se realizarán, con la mayor solemnidad posible y de la manera más digna que se pueda.

Y aquí estamos más de 780 años después haciendo historia y participando de la historia heredada y dejando tradiciones para que las puedan heredar nuestra descendencia.

Hemos vivido unas fiestas, que han sido apasionantes, en lo religioso y en lo festivo culminadas por la toma del cuadro, en el mismo sitio donde cientos de años se ha tomado con anterioridad y que han hecho que la Virgen tenga casa y que Juan Antonio y María José, junto con compadres, comisarios, mozos y mozas y tamborileros, abran sus puertas para que todos los que así lo quieran, puedan encontrar un altar donde encontrarse con nuestra Virgen del Collado.

Desde el fin hasta el comienzo, hemos tenido unas fiestas de record, lucidas, participadas, muy visitadas por gentes de todos los rincones de España, muchos han sido santistebeños que desde cualquier rincón donde antes se fueron para hacer su vida han venido para visitarnos, otros han venido atraídos por la calidad de los festejos que se hacen en Santisteban y otros muchos simplemente para pasar un buen rato.

¿Qué decir de las fiestas?, la homilía de Monseñor Amigo Vallejo fue simplemente sublime, de una profundidad en el mensaje que rozó la perfección, un lujo contar desde luego, con quien es uno de los Cardenales más destacados de la Iglesia Católica, una visita que se la debemos al trabajo diplomático del Hermano Mayor de la Muy Antigua, Ilustre y Real Cofradía de la Santísima Virgen del Collado, Francisco Armijo.

Monseñor Amigo, bendijo además el retablo de la aparición, un retablo de trazos románicos que dignifica el lugar Santo, donde 1232 el labrador, Esteban Solís Palomares encontró en una campana a la Virgen del Collado y que está disponible para quien quiera visitarlo.

Por su parte, los festejos taurinos, han vuelto a ser referentes en la provincia de Jaén, por la calidad, por la variedad y por la afluencia de público, mañana y tarde. Muchas publicaciones de tirada nacional se han hecho eco de los mismos destacando sobre todo, la imponencia de los astados de la legendaria ganadería de Samuel Flores, 2 toros superaron los 700 kilos de hermosura animal. Hemos visto los encierros desde el aire, una privilegiada y exclusiva vista que se ha viralizado en internet.

La noche santistebeña, ha vuelto a ser un rotundo éxito, “jamás he visto el jardín así”, eran las palabras más repetidas el viernes noche y el sábado y el domingo…, Camela fue un acierto absoluto, el control de accesos por Castellar, contó 1.000 coches, el de Navas, dejaron de contar a partir de los 1.200, todos para ver un concierto, que digan lo digan los amigos o los enemigos, Camela demostró por qué es el segundo grupo español que más discos ha vendido en la historia de la música y Santisteban, para orgullo de propios y sana envidia de ajenos, fue el escenario jiennense donde se dio ese pedazo de concierto.

Ya el miércoles con el pregón que inició la fiestas, se intuía que las fiestas iban a ser buenas, Jacinto Mercado, versó un recorrido gráfico con el que se nos invitaba a participar en la Semana Grande santistebeña.

Y todo esto, se lo contamos a ustedes el martes, en la presentación de carteles, ya dijimos que estas fiestas pasarían a la historia como unas de las más grandes que se conozcan. Ya solo queda un año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.