Si el Capitán Trueno pudiera venir…